Atronador

Un ensordecedor traqueteo se dispara en mi pecho

De luciérnagas y alúas resplandecientes

Se llena mi retro yo omnisciente

Al cerrar mis ojos de emoción

No queda mas silencio tardío

Que el ruido de la lluvia contra el tejado

El frío llega para quedarse

Las estufas como cigarros en pie

Para que las ascuas no ensucien las aceras

Ni el clima, ni la estación caducifolia

Acompasan esta sensación de olvido

De hojas de barro y marrones

Llena la carretera de lagos cristalizados

Espejos que reflejan la posible muerte

Ya no queda más que valor, ilusión

Camino entre sombras desconocidas

En ciudades habitadas por alienados corazones

Desarticulé la esperanza, pero no la ilusión

El valor es una niña, que canta y salta

Que desafía el frío, desafía al tedio

Con infantiles canciones tradicionales

De patios, brujas y localizaciones acuáticas

La anaranjada espesura del bosque

Acompaña este mar de olas verdes y ausentes

Sin trueno que desenrede

El silencio con el que me castigas

A La Niña de las olas de sal, de ojos vidriosos y sonrisa inacabada

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s