Radiografía de la ansiedad y como apaciguarla (Microrelato)

Cuando el cielo se rompe y del él brota llanto, cuando el cielo alza la voz y suenan los truenos, cuando el cielo te avisa y te deslumbra el rayo… Curioso esto de la meteorología… Esas señales producen recuerdos que alimentan a la bestia de tu ansiedad, pero luego, si, luego, algo inesperado aparece y la apacigua, la duerme como un niño, la doma como una yegua y la calla para que no te distraiga. Los por qués o los cómos, es lo de menos, aquí importa la solución.

La antesala de la noche cerrada en aquel apartamento, era calma y normal, como son en la mayoría de hogares. Dos habitantes tenían vecindad en el mismo, siendo sus reyes y sus vasallos, muy democrático para los tiempos que corren. Sin avisar, el cielo, negro, se enrojeció y dejó paso a nubes de un tinte un tanto feo. El viento subió y empezó a silbar. La conclusión es que la tormenta, se avecinaba.

El sonido de las primeras gotas de agua estrellándose contra el suelo de la terraza, hizo que se levantara de donde estaba quieto e inmóvil, ella, aun con los ojos cerrados, dejó libre su brazo para que se pudiera incorporar… lo sabia

Recorrió la casa cerrando ventanas y dejó la cocina para lo último, pues siempre dejaban la puerta de esta, que daba acceso a la terraza, abierta para crear esa corriente térmica, que aclimataba la temperatura del hogar y porque por ella escapaban “los malos augurios”. Al entrar en la misma, encendió la lámpara de la campana de los fogones. Siempre le gusto la cantidad de luz que producía, la necesaria para ver, la necesaria para que no deslumbrara, la justa para que la luminiscencia no le apartara de su meditaciones.

Cogió una taza y vertió una bebida caliente, la acercó a sus labios y pudo ver la humeante salida de vapor de la misma, pero su vista avanzó… avanzó tanto, que se perdió en el horizonte; y sus ansiedades, listas para abordar su agitado corazón, aprovecharon y saltaron a su consiente onírico. Mientras tanto, las gotas se hacían más constantes y de fina lluvia paso a lluvia. La lluvia pasó a tormenta,  y dio paso a la manifestación meteorología en sintonía con su estado de ánimo. El caos interior se asemejaba al exterior.

Ella, se levantó y acudió a la cocina andando de putillas, era tan ligera que ni el suelo la notaba, o al menos tiene esa forma tan grácil de andar descalza. Se introdujo lentamente en la cocina, dio tres pasos y al llegar a su espalada, se puso de puntillas, lo abrazó y lo beso a la altura que llegaron sus labios, casi en la nuca.

Él inspiró con sosiego.

Ella, se torneo a través de su tronco, al que permanecía abrazada.

El seguía sin verla.

Ella se acurrucó entre el amasijo de brazos cruzados de él, abriéndose paso hasta llegar a su pecho para allí descansar su cara y poner su oído en mitad de su cuerpo, a la altura de su corazón.

Él seguía sin apartar su vista, seguía sin vencer a sus bestias.

-¿estás bien?, dijo ella rompiendo la sorda música de la lluvia al caer en la terraza. Cerró sus ojos y escuchó que el corazón de él volvía a un ritmo más sosegado, más tranquilo. Él no dijo nada, solo dejó la taza en la encimera, con sus dos manos, dirigió su cara la suya, y con aquella mirada de mil kilómetros, la miró para sumergirse en sus ojos.

Ella tenía los ojos cerrados al ser guiada por las manos de él, pero en el mismo instante que él quería asomarse a sus ojos, ella le concedió el privilegio de abrirlos y dejó que se zambullera. Ella pudo ver que la tempestad que reinaba en su interior hacia dos micro segundo, se calmaba y se convertía en una simple brisa esperanzadora. Las caricias no tardaron en llegar para curar los reproches de su ansiedad, para continuar con…

…bueno eso no importa, imagíneselo.

Para Marga y esa forma tan especial que tiene de domar mis miedos a través de su mirada.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s